Este domingo Sara Carbonero celebra su 34 cumpleaños y, una vez más, lo hará en Oporto. Hace casi tres años que la periodista dejó Madrid para seguir a Iker Casillas y mudarse a la ciudad portuguesa que, con el tiempo, se ha convertido en su hogar. Allí ha sido donde ha pasado algunos de los mejores momentos familiares de los últimos tiempos y es que ha sido allí donde se han criado sus hijos, Martín y Lucas, desde donde ha dirigido su negocio de ropa, ‘Slow Love’ y donde ha cultivado su historia de amor con el portero.

Artículo relacionado

En los últimos meses se ha hablado mucho sobre si el periodo de Iker y Sara en Portugal habría llegado a su fin. El guardameta no estaría pasando por sus mejores momentos en el club y, por eso, habría barajado la posibilidad de cambiar de equipo y, con ello, de domicilio. A pesar de la tentación de destinos tan jugosos como Estados Unidos o Reino Unido, finalmente Iker decidió posponer la decisión, cumplir el contrato que le ata al equipo y que finaliza en junio y, de paso, hacer feliz a su mujer.

Tan solo hay que echar un vistazo a la cuenta de Instagram de la periodista para saber que está enamorada de Oporto. Este sábado volverá a celebrar su cumpleaños allí, el número 34, si bien no le faltarán los regalos Carbonero no puede pedir ninguno más especial que el que recibió hace unos días: seguir disfrutando de esos rincones que tanto la fascinan y que comparte con sus seguidores.

Aunque conociendo a Sara todo apunta a que pasará un día estupendo, lo cierto es que habrá una importante ausencia, la de su marido. Ese mismo sábado Iker Casillas tiene un partido de fútbol, una cita inesquivable y que puede hacer que el matrimonio posponga la celebración al domingo para estar juntos.