El empresario alemán Matthias Kuhn, pareja de Norma Duval, ha sido condenado por las obras ilegales realizadas en el islote de Tagomago. La sentencia, que puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial, condena al novio de Norma a seis meses de cárcel, así como a una multa de 18 meses a razón de 10 euros diarios –unos 5.400 euros– y a dos años de inhabilitación para ejercer la profesión de constructor y promotor inmobiliario.

La obras objeto del juicio fueron realizadas hace diez años y consistieron en la construcción de un muro de cemento, el levantamiento de un camino de piedra y la pavimentación de zonas adyacentes a la finca. Al ser una zona declarada área natural de especial interés (ANEI) por Medio Ambiente, solo está permitido reconstruir o conservar las antiguas construcciones de la isla, pero no realizar obras nuevas.

Artículo relacionado

El islote de Tagomago se encuentra al noreste de Ibiza y es el único de titularidad privada de nuestro país. Cuenta con una única edificación de cuya gestión se ocupa Matthias Kuhn desde 2006, además del faro de la isla, que data de 1913. La isla ha sido alquilada a importantes magnates y, en ocasiones, Matthías y Norma han pasado en ella algunas temporadas. En Tagomago, asimismo, estaba previsto que se celebrara la boda de la pareja, que ha sido cancelada en varias ocasiones.

No es este el único problema que el empresario alemán tiene con la justicia española. Hacienda sigue sus pasos muy de cerca y según el listado de impagos que hizo público el ministro Montoro, la empresa de Kuhn debe al fisco 3,7 millones de euros.

Norma Duval, madre de tres hijos que ya llevan una vida independiente, vive volcada en sus sobrinas gemelas, Andrea y Paula, hijas de su fallecida hermana Carla, que ya han cumplido 19 años.