Juana ha protagonizado el momento más emotivo de la gala 11 de 'Masterchef'. La octava edición del talent culinario arranca su recta final, los nervios están a flor de piel y en esta segunda gala tras el parón del confinamiento, en el que los aspirantes han estado separados de sus familias, la concursante más querida y veterana se ha derrumbado emocionando a todos y muy especialmente a Samantha Vallejo Nágera.

Artículo relacionado

La aspirante, que ha demostrado su buena mano en la cocina y templar muy bien los nervios durante todo el concurso, se ha venido abajo cuando tenía que cocinar un cachopo en una de las pruebas más exigentes de la edición. "En mi vida me he rendido con todo lo que me ha pasado... Me está superando mucho todo", decía Juana rota en lágrimas.

Tanto el jurado como sus compañeros han reaccionado a su llanto animándola y muy especialmente Samantha que se ha emocionado a verla desmoronarse. Juana es una concursante que siempre ha demostrado una enorme fortaleza y predisposición por adaptarse a las cocinas del exigente talent, y a sus 74 años es una de las concursantes más queridas y respetadas por parte de todos sus compañeros.

Masterchef 8

Finalmente Juana ha conseguido reponerse y sacar su plato adelante con éxito, y mucha 'culpa' de ello ha tenido Samantha, que le ha animado: "¡Viva Segovia!", le ha gritado. También ha alabado su trabajo Florentino Fernández, aspirante del próximo Masterchef Celebrity, que ha visitado las cocinas y ha quedado prendado de la fuerza de la concursante de Navafría.