Marta Riesco había prometido no hablar más de su relación con Antonio David Flores. Después de hablar de su reconciliación con su novio en ‘El Programa de Ana Rosa’, aseguró que prefería no abordar este tema. “Yo cerrando el pico, que es lo que voy a hacer a partir de ahora”, comentó esta misma mañana. Pero en ‘Ya son las 8’, por motivos de trabajo sabía que iba a tener que hablar y poner así punto y final a su discurso. Así que en el programa de Sonsoles Ónega ha hecho algunas confesiones. Entre ellas, cómo se fraguó el plan en el que por primera vez las cámaras les captaron juntos y del que ella compartió una fotografía en sus redes sociales.

Artículo recomendado

Marta Riesco desvela el acuerdo al que ha llegado con Antonio David Flores tras su reconciliación

Marta Riesco desvela el acuerdo al que ha llegado con Antonio David Flores tras su reconciliación

Marta Riesco ha querido dejar muy claro que “la cena del viernes la disfruté que no os podéis imaginar”. La periodista tenía muchísimas ganas de poder vivir su relación con Antonio David sin tener que esconderse, así que ha gritado a los cuatro vientos que “no lo he pasado mejor en mi vida que el viernes y el sábado. Cuando tienes tantas ganas de llevar una vida normal, me parecía mentira”. Sus compañeros de programa han querido saber quién dio el paso de hacer la reserva para ir a comer juntos sin que les importaran las cámaras. Marta ha sido muy clara al decir que “reservo yo porque soy una gran crítica gastronómica, que tenía que elegir un buen sitio”. Unas palabras con las que ha revelado que fue ella la que dio el paso al frente de buscar el plan.

Marta Riesco

Marta Riesco en 'Ya son las 8'.

Telecinco

Además de contar cómo se fraguó este plan, Marta Riesco ha hecho hincapié en que durante la velada “estábamos ya sin miedo y nos daba igual”. De nuevo ha comentado que “fueron muchas conversaciones las que hemos tenido para una reconciliación”. Aunque en esto ha preferido adelantarse ya a su promesa y no profundizar más porque sabe que puede molestar y, según ella, no le viene bien hablar sobre esto para que su trabajo no se vea afectado.