Marta López Álamo se ha convertido en uno de los grandes apoyos de Kiko Matamoros durante la operación. La joven se ha volcado en su pareja tras su último paso por el quirófano, en el que fue intervenido de una marcación abdominal y algún que otro retoque estético del que se ha recuperado en su domicilio acompañado por la modelo, quien no se ha separado de él en un momento. Ella ha estado al mando de los cuidados de su chico y tampoco ha escatimado en mismo y cariño. Sin embargo, con su regreso a Sálvame a la vista, en donde va a enseñar su resultado este lunes 5 de julio, Marta también ha recuperado sus compromisos profesionales.

En concreto, Marta López Álamo ha puesto rumbo este lunes hasta Milán esta misma mañana, en donde va a pasar unos días trabajando en un nuevo proyecto. A través de su cuenta personal de Instagram, la novia de Kiko Matamoros ha compartido varias imágenes en las que muestra que, además de tener que ponerse delante de las cámaras para posar, también ha tenido algo de tiempo de disfrutar de la ciudad italiana.

Artículo relacionado

Todo en un día muy especial para Kiko Matamoros. Tras pasar unos días lejos de la pequeña pantalla, el colaborador de Sálvame va a regresar este lunes al programa, en donde va a poder presumir del resultado de su operación. Un tiempo en el que Kiko ha contado con el gran apoyo de Marta. "He estado desconectada estos días. Él ha estado agobiado por la operación y por Mila, la quería muchísimo. Está mal también porque no pudo ir al tanatorio, sangraba por todos lados, no podía. De hecho se replanteó ir. Yo estoy afectada por el tema", confesaba la modelo en sus redes sociales hace unos días. Ahora, por fin, ambos han podido recuperar sus rutinas.