Marta Casto salió de cuentas el pasado 26 de octubre, y tan solo tres días más tarde, venía al mundo su primer hijo, Hugo, el segundo para Fonsi Nieto. Los padres no han querido dar la noticia hasta 8 días después del nacimiento para estar más tranquilos y disfrutar de él.

Artículo relacionado

Con el ya clásico mensaje en redes sociales, hoy descubríamos que la familia Nieto Castro, desde hace algo de una semana, cuenta con un nuevo miembro. “Bienvenido al mundo, Hugo”, le deja escrito su madre, Marta, que desvela que el niño nació el 29 de octubre a las cuatro y diez de la madrugada. Un nacimiento que ha colmado de amor la vida de sus padres, tal y como asegura esta mamá primeriza.

nacimiento hijo fonsi nieto marta castro

Fonsi Nieto y Marta Castro anuncian el nacimiento de su hijo Hugo

Instagram @fonsinieto10

Hemos estado una semana un poco desconectados, centrados en nosotros y en nuestro bebé”, continúa contando en Instagram Marta Castro, quien, a continuación, da las gracias a Fonsi Nieto “por el regalo más maravilloso que me podías hacer”.

La pareja ha escogido la más absoluta privacidad para el nacimiento de su pequeño y no ha existido el clásico posado a la salida del hospital. Sin contar absolutamente nada en redes hasta ahora, han hecho mucho más suyo el momento y, dadas las circunstancias pandémicas, también más seguro, cómodo e íntimo.

Artículo relacionado

Tanto Fonsi como Marta, han compartido la misma foto del pequeño, salvo que uno en color y otro en blanco y negro. El mensaje del ex piloto de motos también está repleto de agradecimiento a su mujer, “por el mejor regalo del mundo… estoy muy orgulloso de ti”, aunque también hay espacio para el recuerdo de todos aquellos que no han podido conocer al niño. Hablamos del padre de Nieto y de su abuela, que fallecieron este mismo año, en pleno confinamiento. “Nacer en tiempos de COVID es estar destinado a convertirse en leyenda. Hugo ya está en nuestras vidas en el año más difícil, me da mucha rabia que mi padre y mi abuela no hayan podido conocerle”. Por suerte, el pequeño será el bálsamo que necesita su pena.