Mario Conde se separaba en febrero de 2016 de María Pérez-Ugena Corominas tras una década de relación, su segundo matrimonio después de María Lourdes Arroyo Botana, que falleció en 2007 a consecuencia de una grave enfermedad, y que fue su mujer durante 35 años. Ejemplo que deja entrever que el banquero es un hombre de relaciones largas.

Artículo relacionado

Después de un tiempo en soledad, este viernes la revista Vanity Fair desvelaba el romance sorpresa del otoño. La protagonista no es otra que la pintora Adriana Torres Silva, 20 años menor que él, y con quien vive una relación discreta que se inició tras el confinamiento. Dicho romance es voz populi dentro de la alta sociedad sevillana ya que es común verles juntos por la ciudad andaluza o incluso disfrutar del verano entre Santander y Salamanca.

"Mario está muy ilusionado ante esta nueva etapa en su vida. Los dos están felices", aseguran a dicha publicación. La vida del exbanquero, de 72 años, ha cambiado mucho desde su salida de prisión. En 2019 retomó su profesión de abogado y se ha volcado en la escritura, una de sus grandes pasiones.

¿Quién es Adriana Torres Silva?

Esta licenciada en Bellas Artes de 52 años, además de artista posee el título de marquesa de Casa Mendaro como hija de Esteban Torres González-Camino y Luisa Fernanda Silva Mendaro. Divorciada de Felipe del Cuvillo, es madre de tres hijas con las que vive en una finca situada en Utrera (Sevilla). Fue en la capital hispalense donde se conocieron y es que Conde también pasa grandes temporadas en su finca Los Carrizos.