"¡Tiene el pelo como yo cuando era pequeño!”, me cogió en brazos, luego dejó un reloj de oro y un fajo de billetes sobre mi faldón y se marchó. Yo tenía 15 meses, y solo una vez más en toda mi vida he vuelto a encontrarme frente a él”. Así relata Manuel Díaz su primer encuentro con quien considera su padre, Manuel Benítez ‘El Cordobés’, que siempre se ha negado a darle sus apellidos pese a que él defiende que es el primogénito de sus ocho hijos, pues nació en 1968, pocos meses antes que Maribel, la mayor de los cinco retoños que El Cordobés ha tenido con Martina Freysse, su única esposa. Este desencuentro de toda una vida está a punto de llegar a su fin: un juez ha ordenado a Manuel Benítez que se someta a una prueba de paternidad.

Puedes leer el reportaje completo en la revista Lecturas.

 

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado