Por expreso deseo de Kiko Rivera, el cantante no dudó en acompañar a su primo hasta Cantora, convirtiéndose en su mayor apoyo en uno de los momentos más difíciles de su vida. Fue él quien recogió al Dj en el aeropuerto de Sevilla y condujo su coche hasta la finca donde se sucedió el esperadísimo encuentro entre madre e hijo después de un año sin verse y en medio de una guerra encarnizada por la herencia de Paquirri.

Artículo relacionado

Kiko Rivera así lo avanzó en una conversación con Kiko Hernández: "Voy a ir a Cantora, independientemente de si mi abuela está incinerada o no. Se me ha muerto mi abuela, pero a mi madre sea de la manera que sea se le ha muerto su madre. Si me dejan pasar, le daré un abrazo a mi madre y me iré. Y si no me dejan pasar, iré igualmente", anunciaba unas horas antes del reencuentro. Y así ha sido. El Dj salía de Cantora solo unas horas más tarde después de haber mostrado sus condolencias a Isabel Pantoja.

Kiko Rivera y Manuel Cortés

Kiko Rivera y Manuel Cortés llegan a Cantora

Gtres

Manuel Cortés siempre ha sido muy discreto en todo lo relativo a su vida privada. El hijo de Raquel Bollo mantiene una extraordinaria relación con Kiko Rivera, tanto que fue el Dj quien le acompañó al tanatorio tras la muerte de su padre, Chiquetete, en 2018. Aunque no tienen un contacto diario porque cada uno tiene su vida, con este gesto queda patente que el Dj puede contar con su primo de manera incondicional.