Parece que la guerra entre Kiko Matamoros y Makoke solo acaba de empezar. Su enfrentamiento mediático se ha trasladado a los juzgados no solo por motivos económicos sino por una causa que implicaría pena de cárcel para el colaborador. Lecturas pudo tener acceso en exclusiva al sobrecogedor relato de la malagueña en el que hablaba de unas supuestas amenazas, vejaciones y violación de la intimidad por parte de su exmarido.

Después de las palabras de Kiko Matamoros en las que niega de manera tajante dichas acusaciones y confía en la justicia, Makoke reaparecía públicamente este sábado en el plató de 'Viva la vida'. Con gesto serio, la colaboradora se ha limitado a decir que no está siendo fácil para ella pero no ha tenido otra opción: "Mi obligación como madre y como mujer me llevó a ponerlo en manos de la policía", confesaba a Emma García con la voz entrecortada.

Artículo relacionado

Makoke no ha querido dar más detalles al respecto, pero ha reconocido que ocurrió algo "que me hizo estallar". Fue esa situación límite lo que le llevó a interponer la denuncia. "Es un tema muy serio, yo no quería que se hiciera público", afirmaba con cierto pesar. "No es agradable para nadie pero estoy bien, tengo que seguir con mi vida. Ojalá esto no se hubiera producido nunca", terminaba diciendo para zanjar el tema.

Hacienda les reclama 1,2 millones de euros

Al margen de este nuevo litigio, Kiko y Makoke llevan tras de sí una fuerte deuda de Hacienda. Cabe recordar como Matamoros derivó en su día dicha deuda a Makoke, asegurando que era él quien pagaba la hipoteca de la casa que compartían en Pozuelo de Alarcón, a pesar de estar a nombre de la modelo. Ahora, el fisco reclama los colaboradores una abultadísima deuda que asciende nada más y nada menos que a 1.2 millones de euros.