Genios y petardas. Así divide el mundo Ruphert, el popular estilista. Él se ha encontrado tanto de los unos como de las otras en una vida, más de 40 años de profesión, llena de anécdotas y de encuentros con Grace Kelly, María Callas, Lola Flores, María Félix o Sara Montiel, entre otras estrellas. Sin embargo, parece que lo que más se recuerda son las trifulcas que ha mantenido, porque si algo tiene es mucho carácter. ¡Como para no tenerlo! Con cuatro años ya cambiaba el look de todas las prostitutas de Tomelloso (Ciudad Real) tiñéndoles el cabello. Rebasados los 20 era el estilista de cabecera de Federico Fellini, el director de ‘La dolce vita’, y con 30 la gran actriz Joséphine Baker moría con una de sus pelucas puesta. Así que, por ahora, nada de perdones con Octavio Aceves, con quien se ha enfrentado por defender a Rappel. Será a su debido tiempo. Todo en esta vida, dice, requiere tiempo. En esta y en la otra, porque Ruphert –que afirma haberse reencarnado varias veces– ha hecho las paces con Carmina Ordóñez, con la que se peleó en un programa de televisión en 1997. Dice que Carmina se le apareció en sueños de la mano de Rocío Jurado, y aquel desencuentro quedó olvidado para los dos.

¿No te han parecido bien las declaraciones de Octavio Aceves?
He querido defender a Rappel con todo mi cariño hacia una persona de 70 años que, le guste o no a Octavio, es un personaje, un genio, como lo fueron Dalí o Fellini. Cuando yo llegué a Madrid con 14 años, Rappel ya era famoso. Su padre vendía ropa a la hija y a la mujer de Franco. Rappel, desde niño, vio a todas las princesas y marquesas que se pueden ver en varias vidas y ha vivido una vida maravillosa.

Puedes leer la entrevista completa en la revista Lecturas.

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado