Enorme preocupación este viernes en el plató de 'Sálvame' por la integridad física de Lydia Lozano. La querida colaboradora ha sufrido una aparatosa caída nada más arrancar el directo, tal como le pasó a su compañera Chelo García Cortés también en el mismo plató hace poco.

Lydia se retorcía de dolor en el suelo mientras los servicios médicos de Mediaset la atendían. Todo se ha producido de manera fortuita. La tertuliana arrancaba el programa de hoy con una carrera de sacos junto a Alonso Caparrós y Gustavo González. Los tres se han caído al suelo entre carcajadas, pero el buen humor y la fiesta se ha convertido en un terrible dolor en décimas de segundo.

Artículo relacionado

Tal como han contado, Gustavo ha abrazado con tanta fuerza a Lydia que la ha acabado estrangulando por el tronco y ejerciendo una presión insoportable en la colaboradora. Lozano no podía contener los sollozos mientras respiraba trabajosamente. "Ya había sufrido de las costillas", apuntaba Belén Rodríguez después de que se llevaran a su amiga al hospital.

Después del incidente, el equipo de 'Sálvame' y los servicios médicos de Telecinco se han apresurado a socorrerla. Kiko Hernández ha informado de que, efectivamente, "se trata de un problema en las costillas y van a ver en el hospital si es una fractura o todo queda en un golpe". También ha querido tranquilizar a sus familiares y amigos que deben haber quedado muy impactados por la secuencia de imágenes. "No hay por qué alarmarse. Lydia está bien, en las mejores manos, está consciente y no ha perdido el conocimiento". Asimismo, ha declarado que Lydia podría volver a plató después de este percance.