"Estoy de los nervios", eran las primeras palabras que Lydia Lozano pronunciaba, nerviosa, a través de la videoconferencia que ha hecho en directo con ‘Sálvame’ desde su encierro forzoso. La periodista comenzó a tener síntomas sospechosos de coronavirus a mitad de semana y, de manera responsable y por recomendación médica, ha decidido no ir a trabajar y aislarse. La periodista ha contado el trance por el que está pasando estos días, un testimonio con el que ha querido concienciar de que la situación es grave que es muy importante cumplir con el protocolo para evitar la propagación del virus.

Artículo relacionado

Lydia ha contado que el miércoles, mientras estaba con su madre, empezó a toser repetidamente: “Me preocupé mucho porque estaba con mi madre, que venía del hospital. Yo tenía mucosidad y muchísima tos. Al final decidí irme porque estaba con una persona mayor”. La periodista ha explicado que, aunque suele tener esos síntomas a causa de la alergia, el jueves llamó a su centro de salud para saber si podía tener o no coronavirus. La profesional sanitaria que le atendió, tras preguntarle por los síntomas, le dijo que el protocolo había cambiado y que a pesar de que no tenía fiebre debía quedarse en casa porque la tos era un síntoma a tener muy en cuenta.

La periodista, cumpliendo con el protocolo de prevención, no ha acudido a trabajar a 'Sálvame' para evitar posibles contagios en caso de que tuviese el virus. Aunque Lydia cree que lo que tiene puede ser su habitual alergia, y a pesar de que con los antihistamínicos que toma ya se sentía mejor, ha hecho caso al profesional sanitario que, a través de otra llamada recibida este viernes como parte del seguimiento de su caso, le ha pedido que continúe en casa para cumplir con el protocolo anticontagio del coronavirus.

Lydia, muy concienciada con la crisis del coronavirus, ha hecho caso a las recomendaciones de los profesionales sanitarios. Sin embargo, se siente impotente porque no le han podido realizar la prueba por el colapso del sistema y le han pedido que, por precaución, continúe con la cuarentena. “Me han dicho que el lunes seguirán con mi protocolo”, ha explicado la periodista. “Es una faena no poder hacerme la prueba y saber si tengo o no coronavirus. Para mí es un problema porque yo vivo con mi marido”, ha expresado muy preocupada Lydia Lozano en su conexión por videoconferencia con ‘Sálvame’.