"La pesadilla que empezó el 18 de agosto, acaba de terminar", así empieza un desgarrador relato de fuerza y esperanza con el que Lydia Bosch ha confirmado que tanto ella como su madre han superado al temido coronavirus después de semanas muy complicadas.

La actriz se considera una mujer muy afortunada y es que aunque el miedo ha convivido con ella desde el principio, nunca ha perdido la fe en que juntas iban a superar cualquier contratiempo: "Han sido muchos los momentos de miedo por no saber cómo podría terminar esta “ batalla”, pero gracias a Dios y a la vida, cada una de las decisiones tomadas, nos han llevado a este momento de FELICIDAD", un estado que ha remarcado con mayúsculas después de más de tres semanas de confinamiento.

Artículo relacionado

Aunque afortunadamente tanto Lydia Bosch como su progenitora ya han dado negativo en la última prueba PCR, les queda un largo periodo de recuperación por delante: "Ahora toca recuperarnos lo antes posible y ponernos fuertes para continuar disfrutando de la vida tal y como nos gusta hacerlo a nosotras... de la mano".

La popular actriz tiene un vínculo muy importante con su madre, de quien no se ha separado ni un instante: "Desde el primer momento nos cogimos fuerte de la mano y no nos hemos soltado y así, siendo las dos una, lo hemos conseguido", decía parte del relato junto a una imagen de sus manos entrelazadas.

Este no ha sido el único bache de salud al que ha tenido que enfrentarse la protagonista de 'Médico de familia' en los últimos meses. El pasado mes de noviembre se sinceraba a través de su perfil de Instagram anunciando que padecía cáncer de piel, una enfermedad contra la que ha batallado de manera victoriosa con el apoyo de todos sus seres queridos.