Luna y Alberto, ambos finalistas de 'Masterchef 8', salieron del talent culinario con muchísimo aprendizaje entre fogones y el corazón ocupado. Ambos se convirtieron en la pareja de la octava edición del concurso, la más especial de todas ya que los aspirantes tuvieron que pasar todo el confinamiento juntos y sin grabar, alejados de sus familias. En esos meses, el amor surgió entre Luna y Alberto pero se acabó.

Artículo relacionado

La propia luna lo ha contado en su visita a 'Masterchef Junior', que este martes ha estrenado nueva edición. La canaria ha dejado al jurado sorprendido con la noticia y es que en su visita a la edición Celebrity, en la que ganó Raquel Meroño, junto a Alberto todo parecía ir a las mil maravillas con ellos.

"Siempre lo he visto muy frío, yo he sido más... Pero ahora estaba demasiado frío y a mí me gusta el calorcito, el contacto. Y entonces, pues mira, como amigos y ya está", ha contado Luna sin querer entrar en cada detalle. El concurso de Luna se recuerda por su actitud arrolladora mientras que Alberto siempre se mostró más comedido, discreto y tímido, sobre todo en la forma de llevar su relación.

Luna y Alberto beso
TVE

No obstante, y a pesar de su diferencia a la hora de desenvolverse en la vida y el amor Luna y Alberto mostraron su complicidad y conexión desde que se conocieron y, a pesar de la tensión, lo suyo fue a más y más hasta muchos meses después de que este llegara a su fin. Un chasco para los fans del programa, que estaban entusiasmados con esta historia de amor, y los propios jueces, Samantha Vallejo-Nágera, Pepe Rodríguez y Jordi Cruz, que no daban crédito ante las palabras de 'decepción' de Luna ante los pequeños aspirantes de 'Masterchef Junior'.