Después de su desastrosa participación en 'Supervivientes 2017', Lucía Pariente se ha estrenado por la puerta grande en la primera edición de 'Secret Story'. "Emocionadísima", ha prometido vivir la experiencia intensamente pero como en todos los realities, los protagonistas empiezan a ocupar los roles y la madre de Alba Carrillo ya se postula como la mala malísima de la edición.

No han pasado ni 24 horas del comienzo del concurso y Lucía Pariente ya ha sido señalada por Sandra Pica por, según ella, hablar mal del resto de sus compañeros sin conocerlos. La catalana, que protagoniza su tercer reality en un solo año, ha recriminado a la madre de Alba Carrillo los comentarios malintencionados que ya ha escuchado sobre su persona. La joven se ha "rayado" por la actitud de Lucía pero no está dispuesta a dejarlo pasar: "Yo me callo una, tres no", dejaba muy claro la ex de Tom Brusse. Empiezan las tensiones...

Artículo relacionado

Pero no es el único frente abierto de Lucía. La propia Alba ha confesado en infinidad de ocasiones que su progenitora tiene un carácter muy fuerte, quizás "especial" y no sería de extrañar que dentro de la casa tenga algún que otro rifirrafe propio de la convivencia. De hecho, en su despedida, la modelo pidió a Miguel Frigenti tener "paciencia" con su madre.

Lucía Pariente

Lucía Pariente en 'Secret Story'

Mediaset

Lucía Pariente y Miguel Frigenti "no se soportan" y así lo dejaron ver en sus respectivos vídeos de presentación aunque una vez dentro han enterrado el hacha de guerra y han prometido "partir de cero" para disfrutar de la aventura sin rencillas. ¿Tardará mucho en saltar las chispas entre ellos?

Artículo relacionado

Al margen de tantos frentes abiertos, la madre de Alba Carrillo ha encontrado en Bigote Arrocet un gran apoyo en estas primeras horas de encierro, con quien ya ha compartido risas y confidencias.