El clan Bosé pasa por su peor momento. La tormentosa separación de Miguel Bosé y Nacho Palau se ha convertido en el tema de las últimas semanas. El cantante ha visto como su vida privada ha salido a la luz sin pretenderlo y afectando a toda su familia. Ahora, es su madre, la actriz Lucía Bosé, la que pasa por otro mal trago. La Fiscalía de Madrid pide una pena de hasta dos años por haber vendido un dibujo de Picasso que podría no ser suyo...

Artículo relacionado

El próximo lunes, Lucía Bosé tendrá que ponerse en manos de la justicia. La actriz pasa por uno de los peores tragos a los que se ha enfrentado. La Audiencia Provincial de Madrid juzgará a la actriz por un delito de apropiación indebida al haber subastado un dibujo de Picasso que podría no haber sido de su propiedad. El caso llega en un momento muy delicado para la familia Bosé. La revolución de la separación del cantante ha hecho que todos cierren filas.

Según mantiene la fiscalía, la actriz se quedó con un dibujo realizado por Picasso que habría pertenecido a Remedios, una de las empleadas de la familia. El grabado lleva detrás una dedicatoria donde puede leerse 'para Reme', junto a la fecha en que fue realizado. Bosé, lejos de dárselo a su empleada, se quedó con él y decidió subastarlo, años después, por un valor de 198.607 euros. Sin duda, la gravedad del asunto no es poca.