Lucía Bosé llegaba a la Audiencia Provincial de Madrid para personarse en el juicio por una supuesta apropiación indebida de un dibujo realizado por Picasso. La actriz, sin ningún miembro de su familia a su lado, ha asegurado que la obra siempre fue de su propiedad, algo que se contradice con la versión de las sobrinas de Remedios, conocida como 'La tata', quiénes afirman que fue el artista quién regaló el dibujo a la propia Reme...

Artículo relacionado

He llegado el día. Lucía Bosé se enfrente al juicio en el que se dilucidará su responsabilidad en la venta de un dibujo de Picasso que, según aseguran las sobrinas de su antigua empleada del hogar, Remedios, no le pertenecía. Al parecer y según esta versión, el artista regaló el dibujo a Remedios en vida pero la actriz decidió quedárselo y venderlo posteriormente. Bosé niega las acusaciones y asegurar que el dibujo siempre le ha pertenecido.

La fiscalía pide para la actriz dos años de prisión y una multa de 4.800 euros. Una pena nada desdeñable que ha mantenido a Lucía muy preocupada. El juicio contará con el testimonio de Miguel Bosé, hijo de la actriz y persona clave para conocer qué pasó con el dibujo. El cantante, que no reside en España, realizará su comparecencia a través de videoconferencia esta misma tarde.

Bosé, tal y como publican varios medios presentes en la sala, ha mantenido la misma versión, dejando claro que fue Remedios la que le regaló el dibujo que había hecho Picasso de ella, al no haberle gustado.