Los herederos de Remedios T.M., la empleada del hogar de toda la vida de Lucía Bosé, han demandado a la actriz del pelo azul. Según estos, la jefa de su tía (Remedios no tenía hijos) se quedó con uno de los bienes más preciados de esta, un dibujo dedicado por el propio Picasso. Según los demandantes, la matriarca de los Bosé se deshizo de la valiosísima pieza subastándola, por la que obtuvo más de 198.000. Ahora, la Fiscalía pide para la demandada dos años de cárcel y una compensación económica de 200.000 euros por apropiación indebida.

Artículo relacionado

“Para Reme”, aseguran los sobrinos que se podía leer en La Chumbera, el dibujo que años atrás regaló Pablo Picasso a la empleada del hogar de los Bosé haciéndole entrega de todo su arte. Esta trabajadora compartió, nada menos, que 50 años en casa de los Bosé, donde tenía todas sus pertenencias. Para ella, el domicilio de Lucía no solo era su trabajo, sino también su hogar. Ahí tenía todos sus enseres, entre ellos, esta obra. Los sobrinos de Remedios desean llevar ante la Justicia a la madre de Miguel Bosé pues creen que la jefa de su tía no les hizo entrega de todos los bienes de esta, una vez hubo fallecido, puesto que ellos eran los herederos de Remedios.

La empleada doméstica falleció en el año 1999, y la subasta del dibujo se produjo 9 años más tarde, en 2008. Entonces Lucía Bosé lo puso a la venta, por el que se llegó a pagar 198.607 euros, dinero que, según los herederos, no percibieron.