El Festival de Cine de Cannes dará el pistoletazo de salida mañana, con una alfombra roja que se llenará de glamour.

Un festival en el que España siempre ha tenido un papel importante. Cómo olvidar los impresionantes paseíllos de Rossy de Palma por la Croissette, los posados de Elsa Pataky o la dulzura de la sonrisa de Penélope Cruz. Por no hablar de Victoria Abril, Carmen Maura y Pedro Almodóvar, que con su desparpajo y originalidad conquistan a cada paso por la capital de la Riviera Francesa.

Porque Cannes es uno de esos lugares mágicos que más han sucumbido al encanto y embrujo del sabor español. Desde su inauguración en 1939 han sido muchos los nombres españoles que han destacado en el festival francés. No podemos olvidar al genial Buñuel, cuya Viridiana fue galardonada con la Palma de Oro en 1961, a pesar de no haberse podido estrenar en nuestro país hasta varios años después

Artículo relacionado

También Luis García Berlanga recibió el premió a mejor comedia por ¡Bienvenido Mr Marshall! y Carlos Saura se ha convertido en el cineasta que más nominaciones acumula, pero si de alguien hay que hablar es sin duda de Pedro Almodóvar. El manchego se ha convertido en toda una autoridad para el cine francés, un auténtico ídolo. Junto a Rossy de Palma y Victoria Abril forma un trío por el que los franceses sienten devoción.

Pero además del cine, en Cannes tenemos que hablar de moda. Y es que si las películas ocupan el centro de atención para los críticos, ellas, las actrices se llevan todos los flashes en la alfombra roja. Y aquí España vuelve a ocupar un lugar muy importante. Eugenia Silva y Nieves Álvarez han marcado siempre un punto y aparte en cada una de sus apariciones públicas y han llevado la belleza de la mujer española a las cotas más altas.

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado