Las cosas no pueden ir peor para Rosa Benito. La peluquera podría perder su trabajo por culpa de su propia familia y eso es algo que la de Alicante, no lleva nada bien. De momento, parece que la relación entre la ex de Amador Mohedano y su hija Chayo es irreconciliable. Rosa, que ha intentado poner punto y final a la polémica por todos los medios, no puede sentirse más sola, y es que, tras la negativa de su yerno, Andrés Fernández, a retirar las demandas interpuestas al gigante Mediaset, y el consiguiente apoyo de su primogénita a éste, Rosa también ha sentido cómo sus compañeros de Telecinco le “hacen el vacío”.

Artículo relacionado

Rosa, que ya fue despedida en su día cuando Fernández decidió querellarse contra la cadena de Fuencarral, volvió a los platós bajo la condición de que éste retirase las demandas, sin embargo, dado que parece que la intención de Andrés es la de terminar en los juzgados, la situación laboral de la colaboradora, que cada día son más las noches que pasa sin dormir, pende de un hilo.

La flamante vida de Rosa de hace unos años, o tal vez de una década -cuando la más grande aún vivía-, lejos queda de su situación actual. Los problemas de la alicantina parecen no terminar nunca y éste, se suma a la larga lista de baches a los que ha tenido que hacer frente. ¿Quieres recordarlos?

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado