Parece que Rocío Crusset está aprovechando a tope sus vacaciones de verano. Este año está soltera así que está dedicando todos sus días libres a sus familiares y amigos mientras va de playa en playa. Y es que su Instagram parece un catálogo de bañadores. La joven ha pasado unos días en Girona con su padre y en Ibiza con unas amigas.

Artículo relacionado

Mientras que el año pasado estuvo en Cuba con Juan Betancourt, el país natal del modelo, después de su ruptura, las vacaciones de este año las está pasando en España, rodeada de amigos y familiares. Rocío Crusset se marchaba de Nueva York, ciudad en la que reside por motivos profesionales con su madre, y ponía rumbo a las costas catalanas para pasar unos días con su padre.

El periodista Carlos Herrera y su hija estuvieron juntos en Girona. Durante esos días, la joven modelo bromeaba con el hecho de que su padre la 'controlaba' haciendo uso de un dron.

Poco después ha puesto rumbo a Ibiza, el destino favorito de famosos de medio mundo. Allí ha disfrutado de algunos de los planes más típicos de las islas. Rocío no se ha querido perder la oportunidad de bailar en las famosas discotecas que atraen a tanta gente, como Amnesia donde acudió rodeada de sus mejores amigas. Al día siguiente, y para descansar, se marcharon en barco a Formentera donde disfrutaron de nuevo de sus maravillosas playas.