Leli, la hermana pequeña de María Teresa Campos cuya pérdida nunca superó

El 28 de agosto de 2015 se convirtió en una de las fechas malditas para María Teresa Campos. La icónica presentadora que nos acaba de dejar sufría un durísimo golpe con la pérdida repentina de su hermana Araceli a consecuencia de un cáncer

foto autor Conchi
Conchi Álvarez de Cienfuegos

Redactora Jefe de Clara Corazón

María Teresa Campos con su hermana Araceli y su hija Carmen Borrego
Gtres

"Se nos ha ido en tres días". Jamás el rostro de María Teresa Campos había mostrado un gesto más triste y de dolor tan intenso. La icónica presentadora que acaba de fallecer a los 82 años, sufría el golpe más devastador al perder a Araceli, su hermana pequeña y por la que sentía auténtica devoción. El 28 de agosto de 2015 es para todo el clan Campos una fecha maldita. Aquel verano se apaga la llama de su querida Leli, así la llamaban con cariño en su círculo de confianza. Fue un final fulminante, pero desgarrador, que dejó una herida imposible de cerrar para María Teresa y sus hijas, Terelu Campos y Carmen Borrego.

Araceli, la hermana preferida de María Teresa Campos

Araceli Campos era la pequeña de seis hermanos y siempre fue la preferida de Teresa. Aquel vínculo que ni la enfermedad ni la muerte ha podido deshacer se extendía a sus hijas y a sus tres nietos, Carmen, José María y Alejandra. Los hijos de Carmen y Terelu habían tenido muchísimo trato con Leli y la despidieron con una pena que les arrasaba.

La hermana de la presentadora había sido diagnosticada de cáncer de mama en marzo de 2014. Se ponía en tratamiento con una fuerza y una serenidad que fue todo un ejemplo para quienes la conocían, siendo ella tan menuda. Nunca faltó a su lado su hermana María Teresa, que de nuevo tenía que volver a lidiar con una enfermedad que ha saboteado tantas veces la felicidad familiar. El diagnóstico de Leli cayó como un jarro de agua fría después del que había tenido que afrontar Carmen, Terelu y ella misma en 2008, cuando le detectaron uno en la garganta.

La pérdida de Leli, hermana de María Teresa Campos

"No es una noticia que me gustaría dar, pero sé que tampoco la tengo que esconder. Es una gran luchadora y saldrá adelante. Somos seis hermanos y en la familia Campos ya somos expertos en superar esta enfermedad", afirmaba Teresa, que se mantuvo firme apoyándola durante todo el proceso. Con 58 años y cinco hijos, Leli fallecía finalmente de un tumor cerebral año y medio después. Con un dolor insoportable, la emblemática periodista, que se encontraba en Madrid para cumplir sus responsabilidades profesionales, ponía rumbo a Málaga ante un dramático final. Horas después de la llegada de su hermana mayor, Leli fallecía en el hospital donde había sido ingresada solo unos días antes. De un día para otro empezó a tener dolores, "y en tres días se fue".

"¿Qué ha pasado para que una persona se ponga con unos dolores terribles y en tres días se vaya? Me gustaría poderlo entender y que me lo puedan explicar", se preguntaba María Teresa aún con el shock de la pérdida reciente. "Evidentemente, tenía otra cosa y nosotros no lo sabíamos", señaló con la mirada vidriosa a su regreso a 'Sálvame' tras despedirla.

Leli, una querida profesora de música más allá de la fama de su familia

El sábado 29 de agosto se instalaba la capilla ardiente en el Tanatorio de Málaga y se ofrecía a las 10 de la mañana una misa en su honor y se trasladaban sus restos mortales hasta el cementerio de San Miguel. "No cabía un alfiler", contaba al portal Jaleos de El Español una de las asistentes. Era una de sus alumnas, y es que Araceli en Málaga se ganó el cariño de todos al margen de los miembros más mediáticos de su familia.

Leli fue una de las maestras más queridas del Conservatorio Manuel Carra. Allí impartía Historia de la música e Historia del pensamiento musical. Y lo hacía con una pasión contagiosa. Porque lo suyo por enseñar a las futuras generaciones de músicos era vocación natural. Era tal la devoción que tenía por ella su alumnado que, ante los rumores de despido por un desacuerdo con la dirección del centro, los estudiantes no dudaron en alzar la voz y apoyar a Leli, tal como ha publicado el mismo medio. La hermana más querida de María Teresa Campos dejó una huella imborrable más allá de su familia, marcó de por vida a las siguientes generaciones.