Con la llegada del otoño el cambio de armario es inevitable. Decimos adiós al verano y con él guardamos bikinis, minifaldas, tops... y damos paso a jerseys, sudaderas, abrigos... Como buena influencer, Laura Matamoros, que cuenta con más de 900.000 seguidores en Instagram, recibe y compra un sin fin de prendas de ropa para compartir sus looks con sus fans, algunas de ellas que incluso no le ha dado tiempo ni a estrenar y por ello ha tomado la determinación de ponerlas a la venta a través de una conocida app.

Artículo relacionado

Para esta jornada de compras 'at home' ha contado con la ayuda de su hermana Irene, una de las hijas más desconocidas y discretas del clan Matamoros, a quien se la veía colocando los conjuntos para después fotografiarlos. "Organización", escribía Laura mientras grababa a su hermana pequeña entre zapatos, camisetas, camisas, pantalones... todo lo que te puedas imaginar.

Marcas de enorme valor como Topshop, María Escoté, Sandro o Karl Lagerfeld se fusionan con otras como Asos o Zara y componen un armario de lo más variopinto de prendas que van desde los 10 euros a los 50 y que ya están disponibles en su perfil para que las más rápidas se hagan con ellas. Estamos seguros que dada su influencia no le será nada difícil venderlo todo.

Laura Matamoros e Irene

No es la primera vez que un miembro del clan Matamoros reúne toda la ropa que ya no se pone o bien no le vale para hacérsela llegar al gran público. Hace ahora un año que Anita Matamoros organizó un mercadillo junto a dos amigas para deshacerse de tanta ropa y de paso ganar un dinerillo. Eso sí, a precios muy asequibles.