Laura Matamoros está viviendo una recta final del embarazo un tanto agitada. La hija de Kiko Matamoros está ya de 30 semanas, y en los últimos días ha sufrido contratiempos de salud. Incluso ha tenido que visitar el hospital para descartar que el resfriado que ha sufrido fuera a más y prevenir así males mayores estando embarazada. Laura Matamoros ha dado hoy una buena noticia cuando ha contado a sus seguidores de Instagram que ya se encuentra mucho mejor. La influencer todavía está congestionada, pero su cara lo dice todo y su malestar ya no tiene nada que ver con el de los últimos días.

Artículo recomendado

El colegio de la princesa Leonor organiza una celebración LGTBI (con polémica por las imágenes de Alexia de Holanda)

El colegio de la princesa Leonor organiza una celebración LGTBI (con polémica por las imágenes de Alexia de Holanda)

A este malestar hay que sumar que tiene varios frentes abiertosque le tienen un tanto agobiada. Por una parte, está en pleno proceso de mudanza. Laura Matamoros se va a mudar a un casoplón junto a Benji Aparicio, su hijo Matías y el bebé que está por venir. La hija de Kiko Matamoros está inmersa en eso de elegir mobiliario y decidir la disposición de su nuevo hogar. Pero se le está echando el tiempo encima y hay cosas que todavía no tiene claras, de ahí su nerviosismo. Además, en la publicación que ha hecho hoy en Instagram ha reconocido que está asustada con la llegada del nuevo bebé, del que por fin ha dado una pista sobre cómo se llamará. En Instagram se ha referido a él como “Little B”. Una forma de desvelar la letra por la que comenzará el nombre del hermanito de Matías. ¿Lo llamara Benji para que lleve el mismo nombre que el padre o innovará?

Laura Matamoros

Laura Matamoros, embarazada de su bebé.

Instagram @_lmflores

Además de este detalle, Laura Matamoros se ha abierto en canal sobre cómo está afrontando estas últimas semanas de embarazo. A finales de diciembre, en plena Navidad, está previsto que la ‘influencer’ dé a luz. Laura está ya nerviosa por la llegada de este momento tan esperado. “Hoy me he dado cuenta que entramos en la semana 30” o “nos queda muy poco para vernos” son algunas de las frases con las que ha hecho referencia a las ganas de tiene de conocer a su bebé, su segundo hijo con Benji Aparicio. Mientras, está dispuesta a disfrutar al máximo del pequeño Matías, de su éxito en el trabajo y de eventos junto a amigos.