Cuando los seguidores de Laura Escanes aún se estaban acostumbrando al rubio blanquecino y a su corte radical (en serio, todavía hay quien le dice ‘¡vuelve al pelo largo!’, ‘¿cuándo lo vas a dejar crecer?’), ella va ¡y les vuelve a sorprender! Esta vez, manteniendo el pixie, ha querido cambiar de color y pasar a un tono más próximo con su tono original: un precioso castaño. Una transformación que llega en un momento muy delicado, cuando se la acusado de plagio.

Artículo relacionado

Escanes ha aprendido, no sin mucho esfuerzo, a lidiar con las críticas por todo lo que hace y dice. Cada proyecto o actividad que la tenga como protagonista es sometido a un escrutinio absoluto y no iba a ser diferente su primer libro. De corte autobiográfico, ‘Piel de letra’ ha sido acusado de parecerse demasiado al de una autora india, también jovencísima como ella. Se trata de Rupi Kaur y su poemario urbano ‘Otras maneras de usar la boca’, que, tal y como comparte El Español, posee un estilo muy similar de maquetado (algo de lo que Laura no sería responsable), estilo de ilustraciones que lo conforman y temática. Ambas abordan sus experiencias más traumáticas tratando de demostrar a quien las lee que se puede despertar de una verdadera pesadilla como puede ser una violación. La influencer catalana no había descubierto hasta ahora que siendo apenas una adolescente sufrió malos tratos por parte de una pareja. Ahora se siente lo suficientemente fuerte y empoderada para contarlo y saber que nada de aquello fue su culpa, igual que le sucedió a Kaur, ¿tiene que ser por eso una copia?

Laura, de momento, no se ha pronunciado al respecto de la polémica levantada a solo un día de vivir su primera firma de libros. Está centrada en reunirse con sus ‘bonitos’, y en pasar una jornada muy especial.