El año pasado fue intenso para Paz Padilla. Vio tambalearse la seguridad de su puesto en 'Sálvame', cuando se incorporó Carlota Corredera también definitivamente como presentadora suplente a 'Sálvame'. Las últimas semanas antes de que Jorge Javier volviera al 'cortijo' de las tarde de Telecinco protagonizó sonadas broncas con sus compañeros. La decisión de tomarse un descanso, aunque podría haberla llegado a inquietar, ha hecho que Paz acabe fluyendo y abandonarse al respiro profesional, que ya le iba tocando.

Artículo relacionado

La presentadora está de vacaciones. Lo primero que ha hecho ha sido cargarse de buena energía y de cariño de su gente. Lo tenía pendiente y lo resolvía hace unos días organizando una noche de chicas en Madrid con sus amigas de Cádiz. También le ha dado tiempo de convertirse en una turista más visitando el Albaicín, en Granada. Y en las últimas horas se está fotografiando desde un paraíso con playas de aguas cristalinas y arena blanca. Baños refrescantes luciendo su tonificada figura y paseos a caballo. Aunque no ha trascendido el lugar en el que se encuentra, se especula que podría estar disfrutando con su marido, Juan Vidal, al fin, de la deseada luna de miel que no pudieron disfrutar después de casarse el 8 de octubre en la playa de Zahara de los Atunes.

De momento, y según sus propias declaraciones en directo, su futuro profesional está asegurado en 'Sálvame', programa al que volverá más relajada y renovada después de estos días dedicándose a sí misma y a su pareja. "Mientras Jorge no tenga 'prime-time' hará los programas, como hacíamos antes, él estará unos días, yo estaré otros, pero seguiremos estando papá y mamá...Y Carlota, por supuesto”, añadió, advertida por el director.