Después de 120 minutos de nervios, tensión sudor y lágrimas, el Real Madrid consiguió llevarse a casa en la ronda de penaltis su undécima Copa de Europa. La historia volvió a repetirse en Milán y el equipo blanco volvió a coronarse como vencedor y derrotar a su rival madrileño como lo hizo en Lisboa hace dos años. En este partido, como era de esperar, las ‘wags’, los hijos y resto de los familiares de los futbolistas, fueron sin duda, el mejor apoyo de los jugadores, que no dudaron en saltar al terreno de juego una vez finalizado el partido.

Artículo relacionado

Tanto en San Siro, como en Cibeles y el Bernabéu, los jugadores merengues estuvieron arropados en todo momento por sus familiares, que vivieron con tensión cada minuto del gran derbi madrileño; un derbi, en el que el penalti de Cristiano Ronaldo fue decisivo para que el club de Florentino se llevase tan ansiada Copa de Europa.

Pilar Rubio y el capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, protagonizaron algunas de las imágenes más bonitas de la noche. La presentadora viajó a Milan con el pequeño Sergio, y no dudó en saltar al terreno de juego una vez finalizado el partido. Sin embargo, el benjamín de la familia, Marco, que nació el pasado 14 de noviembre, esperó a que los campeones regresasen a casa para celebrar desde el templo madridista el triunfo del equipo blanco.

Pero ellos no fueron los únicos que consiguieron acaparar todas las miradas una vez finalizado el partido. El romántico beso de Lucas Vázquez con su novia Macarena Rodríguez, Cristiano con su hijo, que cada día se parece más él; o la plantilla al completo con los hijos y el equipo técnico, han sido sólo algunas de las mejores imágenes que los campeones de Europa nos han regalado este fin de semana. ¿Aún no las has visto?

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado