No faltó nadie. Ahí estaba desde la savia nueva representada por Irene Escolar, a los grandes talentos de la interpretación que se deberían escribir enteros en mayúscula, como Lola Herrera. Precisamente la actriz de ‘Cinco horas con Mario’, que lleva trabajando desde hace más de sesenta años sobre las tablas, iba a ser la gran homenajeada de la noche.

Artículo relacionado

Lola, que reconoce que aunque ha tenido etapas muy duras en su vida, jamás cambiaría de profesión, empezó a trabajar en esto cuando solo tenía 12 años. Desde entonces no ha parado. Ella ha hecho de todo, cine y televisión, incluidos, pero su corazón solo tiene un nombre: teatro. Sus horas sobre las tablas de un escenario ha sido lo que más ha disfrutado y continúa haciéndolo. Porque, a sus 75 años, quiere seguir emocionando a todos y recitando mientras conmueve al que está sentado en la butaca.

La actriz recibió el premio por su intachable trayectoria de manos de un amigo, Miguel Ángel Muñoz, que dio el salto a la fama de su mano en la serie ‘Un paso adelante’, que recuerda con mucho cariño. Los dos coincidieron en esta ficción hace 16 años, y ella lo recomendó para un papel. Ahora MAM, viene de protagonizar la obra, ‘Arte nuevo: un homenaje’, dirigido por José Luis Garci, junto a Ana Fernández, con la que ha establecido una buenísima relación.

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado