Si hablamos de familias en las que el éxito es uno más, no podemos obviar al clan Kardashian-Jenner. Desde que Kim Kardashian saltara a la palestra pública por un video de alto contenido sexual, los miembros de están peculiar familia han ido demostrando que son capaces de llegar a lo más alto.

Artículo relacionado

El pasado verano la revista Forbes situó a Kim como una de las mujeres más ricas del mundo y ahora es su hermana más pequeña, Kylie Jenner, la que se convierte en noticia de la mano de la misma publicación.

Con tan solo 19 años y según Forbes, Kylie puede presumir de ser una de las personas más influyentes por debajo de 30 del mundo y todo ello gracias a su empresa de cosmética. Desde que fundó “Kylie Cosmetics”, la hija pequeña de Kris y Caitlyn Jenner dejó muy claro que los negocios son lo suyo pues, según Forbes, ella es quien más ingresa en su familia, después de Kim.

Salir de la sombra de Kim Kardashian no es nada fácil, pero parece que Kylie va por buen camino. En su cuenta de Instagram tiene más de 82 millones de fieles seguidores y se va acercando a la cifra de Kim, de 89. Sus fans son también sus mejores clientes, y es que cada vez que lanza un nuevo pintalabios o una edición especial consiguen agotarlo en apenas unas horas.

Según se puede leer en Forbes, gracias a estas ventas en las cuentas de Jenner habría ganancias de hasta siete cifras en 2016, una cantidad nada desdeñable. Sin embargo, la cosmética no es su única fuente de ingresos y es que Kylie tiene su propia marca de ropa junto a su hermana Kendall, lo que la convierte en un buen ejemplo de cómo emprender siendo joven.