Kim Kardashian se lo estaba pasando la mar de bien en París, donde disfrutada de las maravillas de la capital francesa y de la Semana de la Moda de que se está celebrando allí. Sin embargo, la celeb vivió uno de los peores momentos de su vida, y es que el pasado domingo fue víctima de un atraco en su palacete en París.

Según informan medios internacionales, a Kim la amenazaron cinco personas encapuchadas y armadas que se disfrazaron de policías y entraron en el lujoso alojamiento, que la celeb ocupa en el distrito 8 de la ciudad.

Artículo relacionado

El atraco tuvo lugar a las 3 de la madrugada, cuando los individuos entraron en el apartamento de la socialité, encerrándola en el cuarto de baño, mientras robaban. Por suerte, a Kim Kardashian no le pasó nada más allá del susto, pero el botín sustraído podría llegar a la increíble cifra de 15 millones de euros, entre joyas y aparatos tecnológicos.

Tras conocer lo sucedido, su marido, el rapero Kanye West, suspendió el concierto que estaba dando en Nueva York por una “emergencia familia”, y es que el cantante y la celeb se apoyan en todo, en lo bueno y, sobre todo, en lo malo.

A pesar de este gran susto la presencia de Kim Kardashian en París nos ha dejado grandes momentos, sobre todo estilísticos, pues ha dado la nota con todos sus looks.