La amistad entre Kiko Rivera y Omar Montes no se ha visto resquebrajada a consecuencia de la mala relación del rapero con Isa Pantoja. Omar ofreció ayer un concierto en la madrileña plaza de toros de Las Ventas, con llenazo absoluto, y ahí estuvo Kiko, apoyando a su amigo como el primero.

El hijo de Isabel Pantoja llegó acompañado de sus inseparables amigos, entre ellos su mano derecha y mánager, Fran, quien por cierto pronto emprenderá un nuevo camino profesional lejos de Kiko, tal y como este anunció en sus redes sociales.

Artículo relacionado

"Para todos los que me preguntáis por mi amigo manager y mano derecha @franj_sanchez. Solo quiero que sepáis que solo me ha aportado y seguirá haciéndolo cosas buenas a mi vida y mi trabajo. En la vida hay momentos en lo que hay que cambiar. No es un adiós porque seguimos juntos cada día", escribió Kiko a modo de despedida y le dedicó unas cariñosas palabras a su amigo: "Te agradezco cada minuto que has invertido en mí y la confianza que siempre me has dado y das. Te quiere tu compadre".

Kiko Rivera
Instagram

Kiko estuvo un buen rato hablando con la madre de Omar antes de entrar al concierto y, una vez dentro, subiría al escenario para compartir alguno de los temas con su amigo, tal y como explicó el rapero momentos antes de iniciarse el show. "Claro que subirá al escenario, esto es una 'Iluminati party', y estarán todos los 'iluminati'". Omar tiene muy claro qué significa Kiko en su vida: "Es como un hermano para mí, cualquier cosa que me pida la va a tener".

Artículo relacionado

Omar estaba muy feliz. "Llenar en Las Ventas es un sueño para mí. Dicen que nadie es profeta en su tierra y yo soy de Madrid". Y sorprendió con algunos de los comentarios que le hacen sus fans. "Me dicen muchas cosas y a mí con cualquier cosita que me digan ya está bien... por ejemplo, me piden que les haga un hijo", dijo, entre risas.