Kiko Rivera ha vuelto a enfadarse, y MUCHO, este miércoles cuando ha entrado por teléfono en 'Sálvame' para frenar en seco algunos comentarios que se estaban haciendo sobre él y sobre su familia. Fosky, antiguo trabajador de Isabel Pantoja, ha contado que la tonadillera daba muchísimo dinero a diario a su hijo y el marido de Irene Rosales no está dispuesto a tolerar más comentarios de este tipo en televisión. "No se lo voy a permitir. Le voy a poner una demanda que se va a cagar. Que diga que mi madre me daba tres mil o cuatro mil euros diarios ¿Qué estás hablando?", ha empezado diciendo Kiko Rivera muy exaltado.

Artículo relacionado

Kiko Rivera, tras unos meses muy duros desde que concedió su primera entrevista histórica a Mila Ximénez para Lecturas, quiere empezar una nueva vida y aunque sabe que la lucha con su madre aún será larga no está dispuesto a consentir que 'se suban al carro' tantas voces del entorno Cantora. "Yo tenía una relación contigo de buenos días/buenas tardes y poco más. Me parecías un trabajador bueno, pero no te voy a consentir que hables así sobre mí cuando sabes que no es verdad. Lo que tengas que decir de mi madre o Julián Muñoz en ti está. Son cosas de ellos y no me voy a meter. Pero eso que has dicho de mí de que yo recibía dinero lo vas a tener que demostrar delante de un juez", ha dicho el hijo de Isabel Pantoja demostrando que está con fuerza para luchar contra todo el que quiere dañarle.

Kiko Rivera contra Fosky en Sálvame

La llamada de Kiko Rivera a 'Sálvame' para responder a su extrabajador, Fosky.

Telecinco

Por supuesto, tampoco se ha callado ante las insinuaciones sobre su adicción a las drogas: "Soy una persona que está enferma. No juegues con mi enfermedad. Soy una persona con los pies en la tierra. Tú vas a tener que demostrarlo delante de un juez (...). Te está pasando lo mismo que le pasó a mi madre con el puñetero mensaje. Igual. Ahora lo vas a tener que demostrar querido. ¡Haberte callado!".

Artículo relacionado

Kiko Rivera, muy dolido, ha dado el paso que ni su propia madre ha dado, el de sacar la cara por toda su familia ante las palabras de Fosky: "De mi tío y tal tú no tienes ni puñetera idea. Yo puedo estar enfadado con mi familia pero no voy a permitir que vengas a contar patrañas", le ha dicho.