Kiko Rivera e Isa Pantoja 'viajan' con Isabel Pantoja en su gira americana: el detalle que ha sorprendido a todos

Isabel Pantoja triunfó en el primer concierto de la gira celebrado en el James L. Knight International Center de Miami

Montse Jolis
Montse Jolis

Periodista especializada en corazón y sociedad

collage Isabel Pantoja, Kiko e Isa

Isabel Pantoja (66 años) ha arrancado su gira americana con muy buen pie. Su primer concierto en Miami ha tenido un llenazo impresionante, como era de esperar, ya que cuenta con una legión de fans allende los mares. Isabel Pantoja, no obstante, viaja con algunas 'ayuditas' de las que no se separa. Como buena folclórica –y como hacen los toreros también–, Isabel no se mueve de Cantora sin unos preciados objetos que son para ella unos amuletos. Esos objetos los coloca cuidadosamente en una mesita, a modo de altar, a los que se encomienda antes de cada actuación.

Artículo recomendado

Isabel Pantoja arrasa en Miami: Todos los detalles de su triunfal reaparición sobre el escenario

Isabel Pantoja

Y entre esos objetos, además de algunos cordones que pertenecieron a Paquirri, una imagen de la Virgen del Pilar, alguna que otra imagen religiosa, hay también un marco de fotos en los que aparecen, de niños... ¡Kiko Rivera e Isa Pantoja! Sí, los dos hijos de Isabel Pantoja también han viajado con ella, de alguna manera, a Miami. Si observamos con detenimiento una de las fotos que tanto Isabel como su sobrina Anabel, que la acompaña en la gira, han compartido en redes, podemos ver el 'altar' que montó en su camerino.

Isabel Pantoja

Isabel Pantoja, en el camerino del James L. Knight International Center. Detrás de ella, los amuletos con los que ha viajado.

Instagram @isabel_pantoja_martin
El 'altar' de la Pantoja

En la mesita podemos ver las fotos de Isa y Kiko de pequeños, una Virgen del Pilar, unos cordones de Paquirri y otras imágenes religiosas.

Instagram @isabel_pantoja_martin

Y es que aunque la relación madre e hijos sea una continua montaña rusa, llena de subidas y bajadas, está claro que Isabel Pantoja siempre los lleva consigo, aunque lleve meses sin hablarse con ellos. Actualmente, su relación con Isa Pantoja (27 años) es buena, según ella misma ha confesado a la revista Lecturas, e incluso nos contó que quería haberle llevado un amuleto para que le diera suerte en la gira. Isa no llegó a tiempo de entregárselo, de modo que tendrá que esperar a una mejor ocasión.

Kiko y su madre no se hablan

El caso de Isabel Pantoja y su hijo Kiko Rivera (39 años) es bien distinto. Isabel y Kiko cortaron relaciones en noviembre de 2020 cuando se emitieron los tres programas especiales de 'Cantora. La herencia envenenada', en los que Kiko acusaba a su madre, literalmente, de haberse apropiado de la herencia que le dejó su padre, Paquirri, y de haberlo endeudado con dos hipotecas que, si no se pagaban, acabarían afectándole a él y a sus tres hijos. La muerte de la madre de Isabel Pantoja, en septiembre de 2021, provocó una tregua entre Kiko y su madre. Kiko, que estaba muy unido a su abuela, dejó plantada la boda de su prima Anabel Pantoja, para volar y acompañar a su madre en aquellos momentos tan tristes. Isabel Pantoja se lamentó: "Mamá, has tenido que morirte para que venga mi hijo a darme un abrazo".

Fue, sin embargo, una reconciliación que duró muy poco. Después, Kiko Rivera volvió a enfadarse con su madre, entre otras cosas, porque no iba a ver a sus hijas, que la echaban mucho de menos. También, los desplantes que Isabel, supuestamente, hizo a su mujer, Irene Rosales, que perdió a sus dos padres con muy pocos meses de diferencia, hizo que Irene se negara a volver a pisar Cantora. El último episodio de mal rollo entre ellos se vivió el pasado octubre, cuando Kiko sufrió un ictus y no quiso que ni su madre ni su hermana fueran a visitarlo al hospital, aunque el motivo por el que no quiso ver a su madre fue bien distinto.

"Necesito un abrazo de mi madre"

Tras las navidades, Kiko hizoun llamamiento a su madre, ya que, según dice, la echó mucho de menos en Navidad. también recordó por qué su madre no fue a verlo al hospital cuando sufrió el ictus. "Mi madre me hizo una videollamada. Me emocioné tanto... me puse a llorar, me sentí tan mal que los médicos me lo prohibieron (...) Le explicamos a mi madre que no me podía llevar sobresaltos. Esa fue la razón por la que mi madre no vino".

Son tantas las ganas que tiene Kiko de reconciliarse con su madre, que en el programa 'El show de Bertín', de Canal Sur, comentó: "Necesito que llegue ese día. Para mí estas navidades han sido muy complicadas. He estado con la familia de mi mujer pero he echado mucho de menos a los míos. Si algo necesito es que mi madre me dé un abrazo porque estoy jodido".

Loading...