Aunque en un principio parecía imposible, la reconciliación entre Kiko Matamoros y su hijo Diego está cada vez más cerca. La mala relación que ambos mantienen va cada vez a menos, tal y como han demostrado esta semana después de que Estela Grande hablara de la familia en ‘GH VIP 7’.

Artículo relacionado

La concursante del reality hizo unos polémicos comentarios sobre Kiko Matamoros. En concreto dijo que cobró por asistir a su boda con Diego y no ha dejado en muy buen lugar a Marta López, la novia del famoso colaborador. Sin embargo, este decidió no contestarle: “Me voy a morder la lengua porque no quiero complicarle la vida demasiado a mi hijo, además me ha escrito mi hijo y me lo ha pedido por favor”.

Un bonito gesto que Diego no ha dudado en alabar. “Yo valoro muchísimo que mi padre no haya querido entrar en la polémica por la palabras de Estela, de hecho le he mandado un mensaje dándole las gracias. No ayuda lo que ha hecho Estela, le pedí que no hablara de mi familia porque ella sabe cómo están las cosas con mi padre, la poca o la mucha relación que tenga con mi padre”, ha afirmado en ‘Sálvame’.

Artículo relacionado

Además, ha reconocido que la relación está mucho mejor que otras veces: “Cuando salga Estela hablaré con ella. mi padre y yo estamos en un punto mejor, en comparación como hemos estado otras veces, o en un buen punto. Quiero dar las gracias de corazón a mi padre por lo que ha hecho, gracias viejo”