Kiko Hernández ha estallado y ha contado aquello que llevaba tiempo callando. Eso que su amiga María Teresa Campos le había contado en la intimidad. Pero es que el colaborador no podía seguir tragando mientras veía el papel que Bigote Arrocet estaba interpretando dentro de ‘Secret Story’. No soportaba la imagen blanca que está tratando de vender y que, de manera incesante, deje por mentirosa a la presentadora. Ya no podía seguir callado. Había llegado el momento de que todos conocieran cómo fue, de verdad, la relación entre el cómico y la comunicadora.

Artículo relacionado

“Ya me he callado bastante. Pero voy a contar todo de cuando gritabas a María Teresa Campos”, espetaba en mitad de ‘Sálvame’. “A mí, María Teresa Campos me ha contado que no podía mas con el hartazgo de lo mal que se portó con ella en su casa. Me han contado, que se ponía a gritar y a amedrentarla, hasta el punto de tener que decirle que se fuera de la casa para tranquilizarse. Que hasta tuvo que intervenir el chófer y decir que ahí no se le levantaba la voz a ella”. A todos los que estaban en el plató, y a quienes lo escuchaban desde casa, se nos helaba la sangre.

Artículo relacionado

Después, Carmen Borrego, la hija menor de María Teresa Campos, corroboraba la versión de lo que Kiko Hernández había contado. Ella fue testigo de un encontronazo entre su madre y su ex pareja, “sé que el último día le gritó”. La malagueña desvelaba que Bigote Arrocet “es un hombre que no tiene muy buen carácter”. La hija de la presentadora descubrió entonces que su madre había tenido conversaciones mucho más íntimas con su amigo que con sus propias hijas. Ella desvelaba que su progenitora “había tratado a cuerpo de rey a ese señor”; y es que “María Teresa esta enamorada, se lo ha dado todo”.