El verano ya llegó, ya llegó, ya llegó. Ay, el calorcito, la playita, los chiringuitos, no trabajar durante unos días. ¿A quién no puede gustarle el verano? Mientras algunos todavía sudan la gota gorda en sus puestos de trabajo, otros ya disfrutan de unas merecidas vacaciones. Es el caso del reportero Kike Calleja, que se ha trasladado unos días a Cádiz acompañado de una misteriosa mujer... O bueno, igual no tan misteriosa.

Artículo relacionado

Sí, ya sabíamos que lo acertaríais. Se trata de Paz Padilla. La presentadora no ha querido desaprovechar la oportunidad de disfrutar de las playas de Zahara de los Atunes y menos junto a alguien tan especial en su día a día como Kike Calleja. Dos rostros muy habituales de Sálvame que seguro congregaron a un buen número de curiosos durante su jornada estival. ¿Cuánta gente se les acercaría a pedirles autógrafos?

La presentadora y el reportero quisieron dejar claro que son amantes del deporte -¡menudos cuerpazos gastan!- y no dudaron en animarse a practicar body surf. ¡Paz se lo pasó como una niña! Tabla p'aquí, tabla p'allá, quemó todas las calorías del día y las de la semana siguiente también. Kike, por su parte, se tumbó un ratito en la orilla para pasar los calores. Si es que la playa es agotadora. Todo el mundo lo sabe.

El reportero se encuentra en un momento muy especial. Tras la presentación del libro que ha escrito junto a Terelu, pasó unos días muy familiares acompañado de la hija de María Teresa Campos. Ahora ha elegido a Paz Padilla para continuar sus vacaciones. ¿Cuál será su próximo destino? Kike, tenemos mucha envidia. ¿Crees que cabríamos en la maleta? ¡También queremos un buen chapuzón!