Juan Urdangarin aprovechó que su hermano Pablo Urdangarin jugaba en la localidad segoviana de Nava de la Asunción, a una hora y media de Madrid, para verlo y aplaudirlo desde la grada. Su presencia no pasó inadvertida para los reporteros y Juan Urdangarin, tímido, pero muy educado, respondió a las preguntas que se le hicieron.

Artículo recomendado

Juan Urdangarin apoya a su hermano Pablo Urdangarin en el partido que jugó en Segovia

Juan Urdangarin apoya a su hermano Pablo Urdangarin en el partido que jugó en Segovia

"Está todo bien", repetía una y otra vez cuando se le preguntaba por su madre, la infanta Cristina, y por su padre, Iñaki Urdangarin. De su hermano se explayó un poco más: "He venido a disfrutar del partido. ¿Pablo? Hace muy bien lo suyo", comentó y cuando se le dijo si creía que su equipo, el Barça, iba a ganar, ni lo dudó: "¡Por supuesto!". Y como había vaticinado Juan, el Barça de balomano se impuso por un contundente 24-42 al Viveros Herol BM Nava, con tres goles marcados por Pablo Urdangarin.

La ruptura matrimonial de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin ha afectado, como es natural, a sus cuatro hijos, aunque todos tratan de llevar el asunto lo mejor posible. Pablo Urdangarin, incluso, ha llegado a admitir que podría existir una reconciliación de sus padres. "Sería lo normal, ¿no?", comentó. Juan, el mayor de los hijos de la infanta Cristina, prefirió no comentar nada más allá del ya citado: "Está todo bien", la misma respuesta que dio cuando se le preguntó por su abuelo, el rey emérito Juan Carlos, ahora que se ha sabido que hace un par de meses sufrió covid.

Seguro que Juan salió satisfecho del encuentro jugado por el Barça de balonmano y, sobre todo, por la actuación de su hermano Pablo, con el que mantiene una excelente relación a pesar de vivir a 650 kilómetros de distancia, pues Juan reside en Madrid, y Pablo en Barcelona.