El 29 de febrero Jessica Bueno daba a luz a su segundo hijo, y tres meses más tarde, el 2 de junio, volvía a subirse a las pasarelas. Y lo ha hecho en un clima de plena polémica tras la salida de tono de su ex, Kiko Rivera, con su actual marido.

Artículo relacionado

Te refrescamos la memoria. Esta misma semana, Jota Peleteiro colgaba en Instagram una foto de su familia, en la que incluyó a Francisquito, el hijo que Jessica tuvo con Kiko. El niño aparece de espaldas y en ningún momento se le ve la cara. A Rivera no le gustó ver a su hijo mayor en la imagen y le advirtió que no quería que esto se repitiera, “saca fotos de tu hijo”, le decía, y le anunciaba que si esto volvía a ocurrir no lo haría “de buenas maneras”. Fue un mensaje que todos los seguidores del futbolista consideraron escrito con poco tacto y en un tono algo sobrado.

Pues con este plantel tan complicado de digerir (que tu ex ‘advierta’ a tu marido, no es plato de gusto) se subió Jessica Bueno a una pasarela sevillana. Y ahí, vestida de novia por el diseñador Alejandro Postigo, Jessica sonrió y no despegó los labios para nada, pues no se atrevió a comentar nada acerca de la polémica vivida en redes.

La modelo y su actual marido se casaron hace un año. El 6 de junio celebrarán su primer aniversario. 365 días que han sido de lo más movidos para el matrimonio, puesto que han vivido una mudanza al Reino Unido, otra de vuelta al País Vasco y, lo mejor, el nacimiento de su primer hijo en común, Jota jr, que nació en marzo y ha llenado las vidas des sus padres de alegría.

Jessica Bueno regresa a las pasarelas tras la polémica de su marido y su ex

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado