El 40 cumpleaños de Tamara Falcó tuvo alguna que otra anécdota digna de ser contada. Una de ellas tuvo como protagonista a Isabel Preysler, la mamá de la homenajeada, y a Lydia Lozano, la colaboradora de 'Sálvame' más querida por el público y periodista de las de toda la vida. Lydia Lozano no estaba invitada a la fiesta –aunque casi se cuela–, pero, casualidades de la vida, se encontraba cenando en el Commodore, justo debajo de donde se iba a celebrar la fiesta de Tamara.

Artículo recomendado

Tamara Falcó se suelta la melena y protagoniza un baile viral con Íñigo Onieva en su macrofiesta de cumpleaños

Tamara Falcó se suelta la melena y protagoniza un baile viral con Íñigo Onieva en su macrofiesta de cumpleaños

En 'Socialité' comentaron unas imágenes en las que Isabel Preysler y Lydia Lozano se encontraron en plena calle de Serrano, Lydia saludó a Isabel, pero esta ignoró a la periodista. Un gesto que a Nuria Marín le pareció muy feo. "¡Lydia, te ha hecho la cobra!". Lydia entró por teléfono, muerta de la risa, y trató de explicar cómo había sido ese encuentro.

“Yo cenaba en el Commodore y arriba era la fiesta de Tamara, le pedí a Luis Galiussi, el decorador, que me enseñara cómo había decorado el local para la fiesta, pero me dijo que no, que eso no lo podía hacer… Después de cenar, bajamos mi amiga y yo a tomar una copa y estuvimos viendo cómo iban llegando los invitados”, contó Lydia.

Socialité

Lydia Lozano habló con 'Socialité' por teléfono.

Telecinco

"Cuando llegó Isabel, le dije mi amiga: 'Mira, es la Preysler'. Y ella, que ve a dos tías con mascarillas y que iba agarrándose a Ana Boyer para no caerse... pensé que no me había reconocido por la mascarilla, así que me la quité y le dije: 'Hola, Isabel, soy Lydia Lozano’. Mi amiga le dijo que iba guapísima e Isabel se giró hacia ella, sonriendo. Ana Boyer salió escopeteada...", dijo Lydia, entre risas.

Pese a todo, Lydia defendió a Isabel Preysler. "No puedo decir nada chungo de Isabel, es maravillosa, como es ella siempre. Ya sé que queda fenomenal decir que Isabel ignoró a Lydia, pero no fue así. Ella estuvo encantadora”.