Cuando pensamos en el posado del verano siempre nos viene a la mente Ana Obregón, pero poco se habla de otra reina del posado en bañador: Isabel Pantoja. La tonadillera ha vuelto a reinar en la playa este verano pero en lugar de hacerlo en Cádiz, donde solía ser habitual verla cuando compartía amistad con María del Monte, lo ha hecho en Ibiza rodeada de sus hijos y sus nietos.

El verano de 2017 está siendo liberador para Isabel. El año pasado al salir de la cárcel, donde cumplió una pena de año y medio por el caso Malaya, la cantante se recluyó en Cantora pero este año ha dicho "no me voy a encerrar más" y ha querido disfrutar y presumir de su libertad y mostrarla a todo el mundo. Con ella han estado sus hijos, Kiko e Isa, las respectivas parejas de estos –Irene Rosales, embarazada de su segundo hijo, y Alejandro Albalá– y sus nietos, la luz de su vida.

Artículo relacionado

Lecturas ha sido testigo durante muchos años de los veranos de Isabel. Desde aquellos paseos playeros con María del Monte hasta los días a pie de piscina en Cantora cuando la reina de la copla proclamaba "quiero vivir" desde nuestra portada durante una de sus etapas más serenas en las que compartía su vida con Diego Gómez.