La llegada de septiembre y el fin del verano ha provocado que más de una celebritie se ponga más tierna de lo normal. A eso hay que sumarle la incertidumbre por la crisis sanitaria que está atravesando el país. Isabel Gemio ha querido inaugurar este nuevo mes con una dedicatoria destinada a las personas más importantes de su vida: sus hijos (Gustavo y Diego), y su madre. La periodista ha abierto, sin pensárselo dos veces, el álbum familiar que nunca había visto la luz... ¡HASTA AHORA!

Artículo relacionado

"El comienzo del curso me lleva a estas fotos de mis hijos muy pequeños. Recién llegados de la escuela recibidos por la abuela, todavía con el uniforme", ha comenzado escribiendo.

isabel gemio hijos abuela
Instagram

"En la otra, conmigo, su pijama y la inseparable almohadita de Diego. Comprendo a las madres y padres que estos días sienten preocupación por la salud de sus hijos en el entorno escolar. Es difícil la situación, es necesario que vuelvan a clase pero las dudas, la incertidumbre, el aumento de contagios, las medidas tardías, la inseguridad en definitiva, consiguen angustiar a las familias. No quisiera estar en su piel. Es la ventaja de tenerlos creciditos. Ahora las preocupaciones, son otras. Nunca se acaban con los hijos", ha terminado.

isabel gemio fotos hijos

Artículo relacionado

Isabel ha recordado uno de los mejores momentos al lado de su hijos y de su madre. La presentadora es una madre coraje y, exclusiva para Lecturas, ha revelado la grave enfermedad degenerativa a la que se enfrenta Gustavo (distrofia muscular de Duchenne) y por la que ha perdido capacidades poco a poco: "Es una de las enfermedades más crueles. Gustavo disimulaba porque no quería verme sufrir. Tiene mucho corazón y una gran actitud vital. Se adaptaba mejor a los cambios que yo. Para mí, cada cambio era como una puñalada".

Gustavo es "su héroe" y así se lo ha hecho saber a todo el mundo: "Es mi héroe, el héroe más real y valiente que conozco. Su heroicidad es continua las veinticuatro horas del día, sin un receso, sin una tregua. Es la resistencia más pertinaz que existe frente a una grave enfermedad".