¡Se le cae la baba! No hay semana que Kiko Matamoros no se traslade hasta la casa de su hija Laura para pasar un rato con su nieto Matías. El colaborador de 'Sálvame' siente debilidad absoluta por el pequeño, de dos años. Él mismo confesaba hace meses que le gustaría entablar con su nieto esa relación tan especial que nunca pudo tener con sus hijos, algo que a juzgar por las imágenes que comparten ya es una realidad.

Este miércoles, aprovechaba el día libre para disfrutar de una tarde de juegos con Mati. Abuelo y nieto terminaron por los suelos, una instantánea de lo más divertida que refleja el gran momento personal y profesional que está atravesando Kiko Matamoros, una felicidad que según Jorge Javier Vázquez no puede ocultar. "De derrota en derrota", escribía el colaborador en su perfil de Instagram junto a una fotografía en la que Matías aparece encima de su abuelo a modo de victoria.

Artículo relacionado

Las reacciones a la publicación no se hacían esperar. Mientras Marta López Álamo no podía evitar reírse, Laura Matamoros resaltaba el gran parecido que existe entre nieto y abuelo: "Viene con potencia en todos los sentidos... los genes son los genes". La satisfacción de la influencer no puede ser mayor cada vez que ve a su hijo disfrutar así a su "bello", apodo con el que Mati se dirige a su abuelo.

Aunque afortunadamente disfruta de una relación magnífica con sus cuatro hijos mayores (a falta de Anita), no oculta que siente predilección por Laura Matamoros, la niña de sus ojos: "Puedes tener una debilidad por un hijo y yo la tengo con Laura. Te puede agradar más su compañía, porque te divierte más o en un momento dado, de dificultad te vuelcas más con él", le reconocía a María Teresa Campos aunque confiesa que adora a todos ellos.

Ahora parece que Matías se ha convertido en el centro de atención del clan Matamoros y ellos están encantados.