Un mensaje que ha acabado con todo. Iker Casillas y Sara Carbonero se encontraban en medio de un huracán mediático después de que saltasen a la opinión pública rumores que apuntaban a la ruptura de su matrimonio. La pareja, que ha superado con fuerza los dos duros golpes que les ha preparado el destino, se encuentra ahora más unida y renovada. El futbolista, con gesto serio, dedicaba la mañana del cumpleaños de la periodista a hacer gestiones y, quién sabe, ¿comprarle un regalo?

Artículo relacionado

“El baile sigue... hay que bailar hasta el final”. Con esta dedicatoria, Iker Casillas zanjaba los rumores que corren sobre una supuesta separación de Sara Carbonero. El deportista aprovechaba su cuenta de instagram para desearle el mejor cumpleaños a su mujer con una espontánea fotografía donde podemos ver a Sara recogiéndose el pelo. Un gesto de complicidad que ha frenado la creciente preocupación por el fin de una de las relaciones que más han emocionado a todos en los últimos años.

En la mañana del cumpleaños, Casillas reaparecía ante la prensa con semblante serio. El futbolista dedicaba parte de su día a hacer gestiones por la ciudad. Desde que se instalasen de nuevo en España, no han sido muchas las ocasiones en las que hemos podido ver a la pareja. Las preocupaciones por la situación que vivimos y sus respectivas agendas laborales les tienen muy ocupados.

Iker Casillas

Iker Casillas reaparece en el día del cumpleaños de Sara Carbonero

Lagencia Press

Un año más, muy arropada

Sara Carbonero cumplía 37 años y recibía centenares de felicitaciones. La periodista se encuentra en su mejor momento. Tras haber superado ya la enfermedad y con ganas y fuerzas para incorporarse a su nuevo trabajo en la radio, Sara vuelve con más energía que nunca. A su lado, su hermana, su comadre Isabel Jiménez y, claro, Iker Casillas y sus hijos. Una familia muy afortunada que puede presumir de haber vencido a la adversidad con discreción y el mejor talante.