Quién lo iba a decir... Mientras una de las historias de amor más seguidas de la televisión como fue la de Adara y Gianmarco hace aguas sacando a la luz los trapos sucios de su romance, la de Hugo Sierra e Ivana Icardi, muy criticada y catalogada como una unión por conveniencia desde el principio, está atravesando uno de sus momentos más dulces.

Ya fuera del concurso, la pareja decidió dar una segunda oportunidad a su amor y a juzgar por las diferentes publicaciones que comparten en sus respectivos perfiles de redes sociales están mejor que nunca.

Artículo relacionado

Después de pasar unos días juntos en Madrid, Ivana se trasladó hasta Palma de Mallorca para reencontrarse con Hugo. Allí han pasado unos días en los que la argentina ha tenido la oportunidad de conocer a Martín, el hijo de un año y medio que el uruguayo tiene con Adara, y con quien afortunadamente, y tal como confesó la madrileña en exclusiva a Lecturas, han llegado a un acuerdo de custodia favorable para ambos.

La argentina se ha instalado en la casa que el exsuperviviente compartía con Adara y a diferencia de la madrileña ella se ha adaptado a las mil maravillas a la vida en la isla. Juntos han paseado en moto, han ido a la playa y han compartido románticas veladas.

Llamó la atención como tras la entrevista en 'Sábado Deluxe' en la que la ganadora de 'GH VIP 7' y el italiano sentenciaban su relación, Hugo e Ivana compartían en Instagram una romántica imagen en la terraza de la casa en la que le declaraba su amor: "Te amo bebita... cada día más". Una respuesta velada a todos aquellos que confiaban en el amor real de los exconcursantes de 'Gran Hermano' y criticaban lo suyo y los tachaban de despechados.

Hugo Sierra e Ivana Icardi