Este 23 de abril, la Familia Real Británica ha sumado otro miembro a su clan. Kate Middleton ha dado a luz a su tercer hijo a las 11.01 horas y ha convertido su núcleo familiar en familia numerosa. Su marido, el Príncipe Guillermo, ha estado presente en el parto y no se ha separado de ella ni un momento hasta las cinco de la tarde, cuando ha abandonado el hospital donde ha nacido su hijo, el St Mary Hospital de Paddington, Londres, pero para volver a visitarlo al poco rato en muy buena compañía.

El Príncipe Guillermo ha comentado a los periodistas que rodeaban el hospital que volvía en "un minuto", y poco después ha aparecido de nuevo en las inmediaciones de la mano de sus dos hijos mayores, el príncipe Jorge y la princesa Carlota, que estaban ilusionados y expectantes por conocer a su nuevo hermanito.

Artículo relacionado

Los dos niños, con la misma sonrisa de oreja a oreja que lucía su padre mientras volvía al hospital junto a ellos, se han mostrado encantadores con la prensa e incluso han saludado a las cámaras con espontánea simpatía. Seguro que les ha encantado conocer a su hermanito y hacerle carantoñas ante la mirada embelesada de sus padres.

Poco después de esta tierna visita, los Duques de Cambridge han abandonado el hospital y han presentado a su hijo a la prensa, tan solo siete horas después de que la Princesa Kate hubiera dado a luz. Poco antes de salir, Guillermo y Kate han querido agradecer a través de las redes sociales "a todo el personal del hospital por el cuidado y tratamiento recibido" y "a todos por sus cálidos deseos".

George y Charlotte