El destino tenía preparado un complicado revés para el futbolista David Silva. Su hijo nacía de forma prematura y debía quedarse ingresado en el hospital durante un tiempo. El deportista comunicaba en primera persona la noticia y se centraba en el cuidado de su bebé en cuerpo y alma. Ahora, cinco meses después, ha podido cumplir su primer sueño: ¡el pequeño está ya en casa! La recuperación ha sido estupenda y toda la familia se encuentra muy ilusionada...

Artículo relacionado

David Silva desaparecida de sus compromisos profesionales con el Manchester City a principios de este mismo año. Rápidamente, corrían los rumores. ¿Qué había podido pasar? Pasaban pocos días hasta que el propio deportista confirmaba la noticia: su hijo había nacido de forma prematura. “El nacimiento de mi hijo Mateo ha tenido lugar de forma prematura extrema”, escribía en un comunicado compartido a través de sus redes.

Cinco meses han pasado desde entonces y el futbolista no se ha separado del pequeño más allá de lo estrictamente necesario. Una complicada circunstancia que, por fin, ha llegado a buen puerto. El propio Silva daba la noticia muy emocionado. “¡Por fin nos vamos a casa!”, aseguraba junto a varias fotografías con el pequeño. “Estaremos eternamente agradecidos por el increíble equipo de las unidades de maternidad y UCI pediátrica del Hospital Casa de Salud”.

Con el bebé en brazos, el futbolista inicia una nueva e ilusionante etapa. Mateo ya puede dormir en casa y comienza esta nueva vida para los tres. Tanto sus compañeros de profesión como sus numerosos seguidores han mostrado su apoyo al deportista a lo largo de estos meses. También el club donde juega. Todos sabían que el pequeño era la principal preocupación para toda la familia. Mucho ánimo y ¡enhorabuena!