Lo que tendría que ser el momento más feliz de su vida se ha convertido en un trance complicado. El futbolista David Silva se ausentaba de sus obligaciones profesionales de forma inesperada. Al poco, era él mismo el que confirmaba que su hijo Mateo había nacido con tan solo seis meses de gestación. Un parto muy prematuro que ha hecho que toda la familia se mantenga en vilo por la evolución del pequeño...

Artículo relacionado

De repente, David Silva desaparecía de su puesto en el Manchester City y comenzaban a correr las especulaciones. Su entrenador, Pep Guardiola, trataba de calmar los ánimos afirmando que la vida persona del deportista “es más importante que cualquier otra situación” y aseguraba que volvería cuando estuviese preparado. Finalmente, era el propio Silva el que aclaraba la situación a través de un comunicado publicado en sus redes sociales.

El deportista confirmaba el nacimiento de su hijo, al que han llamado Mateo, mucho antes de lo esperado. “Ha tenido lugar de forma prematura extrema”, explicaba el futbolista. “Está superando los primeros días gracias a la atención del equipo médico”. El pequeño ha nacido a los seis meses de gestación y toda la familia se encuentra pendiente de sus avances.

Silva, además, aprovechaba para agradecer la preocupación de todos aquellos que conocían las circunstancias. “Quiero agradecer a todos las muestras de cariño recibidas en estos días, en especial a mis compañeros, mister y Club por comprender la situación”, ha escrito. Rápidamente, la Selección Española de Fútbol le mandaba todo su apoyo a través de su perfil de twitter.

Confiamos en que el pequeño continúe sus avances sin dificultades y pronto pueda irse a casa con sus orgullosos padres. Mucho ánimo para todos.