No es ningún secreto que Georgina Rodríguezes una apasionada de la danza. La novia de Cristiano Ronaldo practicó esta disciplina durante más de quince años y todavía hoy hace sus pinitos siempre que el tiempo se lo permite. Además del estilo clásico del que es toda una profesional, en los últimos tiempos la española da clases de baile latino y no se le da nada mal.

Artículo relacionado

Además, asegura que esta practica le ha ayudado a ganar unos valores como la disciplina, el compañerismo y la vida sana que al parecer quiere inculcar en sus hijos. Con solo tres años, Eva y Alana Martina ya han iniciado sus primeras clases de ballet en Turín y a la popular mamá se le cae la baba. Era la propia Georgina quien lo hacía público a través de su perfil de Instagram junto una imagen de las pequeñas con el uniforme de danza de color rosa y zapatillas blancas.

"Los abrazos fortalecen. Su primer día de ballet. No podemos estar más emocionadas", ha escrito junto a una entrañable imagen de las hermanas sin que el pequeño Mateo les quitase los ojos de encima.

Georgina Rodríguez hijos

Aunque en estos momentos ha tenido que dejar su pasión por la danza a un lado para volcarse en el bienestar de su enorme familia, no hay nada que le haga más feliz a Gio que sus dos hijas sigan sus pasos. La novia de Cristiano Ronaldo comenzó su periplo en esta complicada disciplina con apenas cuatro años, poco más de los que tienen Alana Martina y Eva. Ella inició las clases en escuela de Susana Ara, de Jaca (Huesca). Su trabajo y constancia la llevó a formar parte del Joven Ballet del Pirineo y también se tituló como docente por la Royal Academy of Dance de Londres.