Ahora que su no-relación con su madre se ha hecho pública y que ha contado los duros episodios que le tocó vivir en su infancia, María Lapiedra está más sensible que nunca. Necesita apoyo, y, a veces, sus nuevos compañeros de ‘Sálvame’ no le brindan todo el que ella le gustaría, por eso, que su pareja Gustavo González haya tenido este gesto con ella le llega al corazón.

María está emocionada al saber que, aunque la adversidad se cierne sobre ella, puede confiar en él, que le ha demostrado su cariño con este gesto: la primera foto de ambos que este cuelga en redes.

Artículo relacionado

Ella fue quien rompió el hielo tras su entrevista conjunta en ‘Sábado Deluxe’. La colaboradora colgó en Instagram el instante en el que su pareja la saludó a su entrada en plató con el comentadísimo beso en la frente que tanto ha dado de qué hablar y que tan criticado ha sido por los compañeros de Lapiedra. Aunque a ella le habría gustado que el cariño se lo diera en los labios, este beso le llegó “al alma”, “y eso, creedme, que es lo más importante ❤️ Te amo @gusgonzalves ❤️”, le diría después de la polémica.

Ahora le ha vuelto a hacer otro mimo en la frente, pero ha sido él quien lo ha compartido. “Ay qué poco romántica es la gente!!!! Un beso en la frente es uno de los signos de más cariño, respeto y amor que alguien puede sentir por ti”, escribe el paparazzo en sus redes.

María, tras vivir una tarde complicadísima en ‘Sálvame’ donde se volvió a hablar de su inexistente relación con su madre, esa que nos ha contado en exclusiva a Lecturas y que tanto la ha hecho sufrir, se reunió con su chico. Los dos cenaron en una cervecería madrileña donde trataron de olvidarse de las voces en su contra desde que se hizo público que llevan 8 años enamorados.